Conoce a Areli y Ernesto, nuestros Héroes de Reciclaje de Febrero

Ecolana 19/02/2020
Entre semana Areli y Ernesto se preparan para la jornada; mientras Ernesto se arregla para salir al trabajo Areli prepara el desayuno, comen juntos y Ernesto va al trabajo mientras Areli hace algunos pendientes de la casa, trabaja desde casa en la tarde y en la tarde noche cuando Ernesto regresa cenan juntos; los fines de semana salen a hacer las compras, disfrutan de ir al cine juntos, a reuniones familiares y comparten actividades, como separar los residuos para el reciclaje es por eso que queremos contarte porque esta pareja es un matrimonio de Héroes de Reciclaje.
Cuando estaban saliendo de novios; Areli descubrió ciertas máquinas dónde podía ganar puntos en la tarjeta de su cine preferido a cambio de botellas gracias a Ernesto y juntos empezaron a llevarlas, aunque no les quedaban tan cerca hacían el esfuerzo de ir una vez al mes
Areli empezó a juntar sus botellas y las de sus compañeros de trabajo, con el tiempo ya llevaban casi dos costales a las máquinas hasta que notó a una señora que le quitaba las tapitas, las guardaba y sólo dejaba la botella, cuando le pregunto por curiosidad supo que las llevaba a una causa social: apoyar a niños con cáncer, fue así como conoció el acopio de Alianza Anticáncer Infantil (AAI) y empezó a guardarlas también.
Cuando fueron al acopio de AAI les explicaron cómo era que con los residuos apoyaban los tratamientos de los niños, conocieron que otros materiales recibían y tomaron una decisión: Ya no llevarían las botellas a las máquinas, ahora todo sería para AAI.
Empezaron a conocer más sobre el reciclaje y fueron convenciendo a las madres de ambos, algunas tías y una sobrina, en reuniones familiares han logrado que las personas lleven al menos sus vasos reutilizables para evitar los desechables, y de poco a poco se han estado acostumbrando ambos lados de la familia, logro del que Areli y Ernesto están muy orgullosos.
No solo han influído en su familia, también sus amigos y compañeros de trabajo empezaron a llevarles sus residuos separados, incluso Ernesto puso un contenedor en su trabajo para que sus compañeros le dejaran las tapitas, la gente le empezó a llevar hasta costales de tapas de algún negocio familiar y hubo gente que decidió ir al acopio de AAI en persona después de escuchar lo que hacían con lo recolectado.
Por casualidad fue que Areli y Lisseth, una de las fundadoras de ecolana, se conocieron, cuando coincidían en reuniones empezaban a hablar y siempre llegaban al tema de los residuos, de una plática pasaban a toda una asesoría, con su apoyo su separación de residuos pasó de ser sólo orgánicos e inorgánicos a huacales para PET, HDPE, lata, vidrio, papel y cartón para llevarlo a reciclar.
También han ido conociendo sobre la situación del planeta, cómo ha ido cambiando a números rojos y que si no hacemos algo va a seguir la tendencia, es por eso que ahora ambos compran a granel, ella lleva su kit zerowaste en la bolsa (tupper, vaso, popote y cubiertos) y buscan alternativas para evitar generar residuos al comprar cómo llevar sus bolsas y contenedores reutilizables, lo que hacen desde antes de que fuera ley no dar bolsas de plástico en los comercios; nos comentó Areli que al principio algunos vendedores los veían raro pero con el tiempo ya hasta los ubicaban y hubo señoras mayores que les reconocían su esfuerzo, aunque no faltaron las miradas de “están locos” por parte de algunas personas, lo que les sorprendió es que la mayoría vinieran de gente joven.
Ambos han notado que muchas personas creen que un pequeño cambio no hace gran diferencia, “es una bolsa o popote más, no importa”, pero ellos creen que lo más pequeño puede hacer un cambio ambiental importante y por eso vale la pena hacerlo.

SU TIP

Comprometerte con una causa por pequeña que sea, pero empezar con una sola cosa para volverla hábito, después puedes sumar otra y al hacerla se va volviendo más fácil.

SU MEJOR ARMA

Hacerlo juntos y que nos motivamos el uno al otro; nos animamos uno al otro a intentar cambios, tenemos gustos parecidos y es una satisfacción hacerlo juntos y cuando lo ven más personas se van animando a hacerlo.

SU MUNDO IDEAL

Un mundo que sea dignamente habitable y justo, dónde la naturaleza, las mujeres, los hombres, los niños y todos puedan vivir dignamente, respetándose y seamos justos con el medio ambiente.
¡Muchas gracias Areli y Ernesto! Por todo lo que hacen por el reciclaje y por la causa que adoptaron y que siguen apoyando. Lo que han logrado entre ambos es una gran motivación para quienes los rodean y para muchas personas más.

Sobre el Autor

Deja un comentario