Antes de Reducir ¡Rechaza! Las 4 R

Ecolana 22/01/2019

A todos los que tenemos entre 25 y 35 años nos enseñaron en la escuela las famosísimas 3 R: Reducir, Reutilizar y Reciclar y aún sin saber bien a bien de que se trataba o como aplicarlo en nuestras vidas lo asumimos como 3 claves que nos iban a ayudar a “salvar al planeta”. En esa creencia pasaron muchos años en los que ni hemos salvado al planeta ni hemos entendido de que trata a ciencia cierta esto de las 3 R. Sin embargo, hoy en ecolana vamos a intentar explicar este amplio mundo.

En los últimos años hemos visto que los temas referentes al medio ambiente afortunadamente han tomado mucho mayor relevancia a nivel mundial, no solo en los ciudadanos sino de los gobiernos y empresas lo que ha llevado a muchas transformaciones en los conceptos que utilizamos y uno de esos grandes transformados fue el concepto de las 3R y ahora ya hay quien dice que son 4, 5 y ¡hasta 7!, pero antes de que te asustes porque son muchas aquí te queremos explicar las primeras 4 que creemos que son las fundamentales y las que tienes que empezar a aplicar en tu vida mañana.

1- Rechaza: Es la primera que se sumo a nuestras 3 viejas conocidas, pero la de mayor impacto (beneficio) cada vez que la aplicas salvas más recursos que con las demás. Rechazar consiste en no recibir o comprar ningún elemento que realmente no necesitas, puede ser desde una bolsa de plástico en el super que no recibes por que llevas algo que puedes guardar en tus bolsillos o bolsa de mano hasta no comprar ropa o zapatos que realmente no necesitas (por qué tienes muchísimos). Te sugerimos que apliques esta R cada vez que consumas algo; pregúntate ¿realmente necesito llevarlo a casa? ¿hay forma de evitar ese empaque que me llevo cada vez con mis productos?

2- Reduce: Esta acción tiene un poco menos de impacto, pero es igualmente poderosa. Reducir parece muy obvio, ósea generar menos basura ¿no?, pero reducir es también sacarle el mayor jugo a lo que tienes. Por ejemplo, si vas al súper puedes reducir de dos formas: la primera es llevando tu propia bolsa (haces menos basura) la segunda podría ser que no llevaste bolsa, pero llenas bien las bolsas de plástico que te dan ahí para utilizar las menos posibles (de 10 que podrías haber utilizado solo usas 5). Entonces, te sugerimos que cuando hagas tus actividades te preguntes ¿cómo puedo usar menos? ¿podría sustituir este consumo con otro producto más duradero?

3- Reutilizar: Sin saberlo esta es una actividad con la que estamos muy familiarizados, todos hemos dicho “…no tengo, pero en mi casa tengo un…que puedo adaptar” o “…ahh podemos usar el vasito del yogurt para eso…”. Reutilizar básicamente significa darle más de un uso a un objeto puede ser para su propósito original o para uno nuevo que le damos con un poco de trabajo e imaginación. Por ejemplo, puedes comprar un thermo bonito y durable que puedas reutilizar una y otra vez en vez de comprar desechables cada vez, o antes de tirar algo pregúntate ¿podría yo o alguien más darle otro uso? ¿puede servir para algo antes de convertirse en basura?

4- Reciclar: En realidad este también es uno que conocemos mucho, pero que rara vez podemos hacer nosotros directamente. Reciclar consiste en transformar un residuo en materia prima nuevamente, para esto usualmente se requiere de un proceso industrial que definitivamente nosotros no podemos hacer en casa; sin embargo, se dice que reciclamos porque definitivamente podemos realizar los primeros pasos y los más importantes de este proceso industrial que es la separación y el acopio, estos son vitales ya que de la limpieza y correcta clasificación de los residuos dependerá la facilidad con la que serán reciclados así como la calidad de los materiales que resulten del proceso. Cada vez que llegues a la conclusión de que algo ya no puede ser reutilizado y debe terminar su vida útil pregúntate ¿Será que este objeto puede reencarnar en algo nuevo? ¿Cómo debo limpiarlo y llevarlo? recuerda que lo que parece basura puede ser solo material para un nuevo ciclo. Si tu última pregunta es ¿Y luego a dónde lo llevo? Recuerda que ecolana está para ayudarte, solo checa nuestro mapa.

Si aplicas estas 4 R en tu vida no solo se beneficia el planeta y todos los que lo habitamos, sino también tu bolsillo ¡haz la prueba y cuéntanos tu experiencia!

Sobre el Autor

Deja un comentario