¿Qué no se recicla?

Ecolana 28/05/2020
Todos los días generamos diferentes tipos de residuos en: el hogar, nuestro lugar de trabajo y la comunidad en general, afortunadamente muchos de éstos los podemos llevar a reciclar a centros de acopio o reciclaje como los que tenemos en el mapa de Ecolana y así nos aseguramos que tengan final feliz para su reaprovechamiento, pero también hay muchos residuos que no son reciclables y tienen que ir a disposición final (es decir a ser enterrados o guardados hasta el fin de los tiempos).
Hay materiales cuyo reciclaje resulta muy complicado por su composición o por la falta de tecnología adecuada entre otros factores, provocando un volumen alto de residuos no reciclables y por lo tanto un problema ambiental.
En Ecolana te tenemos algunos ejemplos de éstos que seguro puedes reconocer:
Papel higiénico, servilletas de papel y pañuelos desechables: Todos estos residuos no son reciclables porque suelen tener restos de materia orgánica, todo papel sucio ya sea con comida, restos de materia orgánica en general o fluidos corporales se considera contaminado y no apto para su reciclaje.
Artículos de higiene personal (toallas sanitarias, tampones, pañales desechables, hisopos): Además de que contienen materia orgánica y fluidos corporales que dificultan su reciclaje, la combinación de diferentes materiales en su composición (algunos de los cuales no cuentan con un proceso de reciclaje) hace que su procesamiento con la tecnología actual sea casi imposible, eso sin decir que a diferencia de los que mencionamos anteriormente muchos de ellos tienen compuestos plásticos, lo que dificulta su degradación, además si no son desechados de forma adecuada pueden ser un foco de infección de enfermedades. Afortunadamente cada vez hay más alternativas naturales, saludables, económicas y sobre todo ecoamigables.
Espejos, cerámicas, vajillas, vidrio y decorativos: A primera vista podemos pensar que todos estos residuos por estar compuestos por vidrio su reciclaje es fácil pero no es así, la fabricación de estos artículos contiene muchos productos químicos como el mercurio en el caso de los espejos, las vajillas y porcelanas están hechas de la mezcla de varios materiales que hacen difícil su reciclaje.
Vasos para café y vasos desechables (el típico vasito rojo de fiesta): Mucha gente piensa que los vasos para café son todos de cartón y que los desechables de plástico se podrían reciclar fácilmente ¡pero no es así! El vaso de cartón para poder soportar el contenido líquido (a veces caliente) contienen una capa plastificada o de barniz resistente a la temperatura, lo que dificulta su reciclaje. En el caso de los desechables su reciclaje es muy difícil ya que además de que en ocasiones no están identificados con el número de plástico, su tipo de plástico (termoformado) no es fácil de procesar en las máquinas que tienen la mayoría de los recicladores ya que tienen a generar problemas operativos y pérdidas de material y de dinero para ellos.
Tip: Para evitar los desechables puedes llevar tu termo o botella de agua reutilizable siempre que salgas.
Papel fotográfico, papel plastificado y autoadherible: Debido a su composición estos residuos contienen ciertas sustancias químicas que les permiten tener una adecuada función o cuentan con una mezcla de materiales que no pueden ser separados fácilmente (como el pegamento de los autoadheribles), esos mismos químicos y materiales que los componen limitan su reciclaje o reaprovechamiento.
Artículos médicos: La mayoría de estos residuos son de un solo uso, el mal manejo de éstos expone un riesgo para la salud pública por lo que una vez usados se deben desechar de manera inmediata para que no se reutilicen y se evite la propagación de infecciones y enfermedades, para ellos te sugerimos disponerlos con tus residuos sanitarios, siempre y cuando no sean materiales con filo como agujas o lancetas, estos residuos no van con los que tenemos en casa, ¡consulta con tu centro de salud más cercano si ellos los aceptan o con la empresa que tienen para el manejo de éstos!
Plástico número 7: Este tipo de residuos están hechos de una mezcla de varios plásticos que una vez combinados no se tiene la certeza de cuáles son y que además no se logran separar fácilmente para su reciclaje, éstos los podemos encontrar en vasos desechables, cubiertos y platos de plástico, rastrillos, plumas, cosméticos, bolsas tipo pouch y muchos productos o envases más.
Tip: Checa nuestro blog anterior para saber cómo evitar estos residuos
Ante todos estos residuos no reciclables lo mejor es moderar su consumo o de plano si puedes rechazarlos y buscar otras alternativas, gracias a la tecnología cada día tenemos la oportunidad de generar un consumo más responsable y podemos evitarlos por completo ¿y tú qué haces para moderar el consumo de estos artículos? No olvides compartir en nuestras redes sociales tus acciones para que más personas lo hagan y poco a poco se limite la generación de los residuos no reciclables.

Sobre el Autor

Deja un comentario