Parecidos pero no iguales

Ecolana 13/06/2020
A simple vista muchos residuos nos pueden parecer iguales y por lo tanto existe la falsa creencia que todos se pueden reciclar pero no es así, la realidad es completamente diferente.
Un ejemplo muy común son los plásticos; muchas personas creen que todo lo que es de plástico entra al mismo contenedor y por ende todo va a reciclaje, pero éstos abarcan una enorme gama de materiales que se clasifican en varios tipos.
¿Sabías que en realidad hay cientos y cientos de materiales plásticos y muchos se parecen entre sí? Pero generalmente se clasifican los seis más comunes y hay una séptima clasificación para todos los demás, en la mayoría de los envases y recipientes de plástico notarás que se encuentra un triángulo formado por 3 flechas y en la parte de adentro de éste un número del 1 al 7, este número indica el tipo de plástico y por ende para su reciclaje no deben mezclarse unos con otros, ya que no contienen el mismo material, pero eso no es todo, hay veces que podemos encontrar un tipo de plástico en diferentes presentaciones pero no todas se reciclan, por ejemplo: el PET de botellas de bebidas no se puede reciclar junto con el PET de desechables.
Tip: Entra a nuestra página y visita la sección de Diccionario para conocer la información completa de los plásticos reciclables.
Otro de los residuos que puede causar confusión es el papel ya que no todos son reciclables, cuando hablamos de reciclar papel nos referimos a la celulosa que es su principal componente, para que la celulosa se pueda reciclar debe cumplir con ciertas condiciones como que no haya sido procesada con tratamientos químicos, siendo así el caso del papel fotográfico, el papel autoadherible, el papel térmico de fax y papel encerado, otros papeles que pueden causar confusión son los de envolturas de regalo y cómo te mencionamos en un blog anterior el papel higiénico o los que tengan residuos orgánicos o fluidos corporales no son reciclables.
El vidrio y el cristal se encuentran en la misma situación, visualmente son casi iguales pero se trata de dos materiales completamente diferentes y a la hora de su reciclaje surgen muchas dudas
El vidrio es un material más duro que el cristal y algunos de sus componentes son la arena de sílice, el carbonato de sodio y la caliza, mientras que el cristal contiene óxido de plomo, por estos componentes son imposibles de fundir en el mismo horno a la hora de reciclarlos ya que se requieren temperaturas diferentes. Existen muchas clases o tipos de vidrio. Cada una tiene diferentes características, desde su composición y formación química, hasta capacidades físicas como el color, forma, resistencia y uso.
Por ejemplo, el vidrio templado es un tipo de vidrio que se usa mayormente en propósito de la seguridad (ventanas, puertas), vidrio grado alimenticio que suele utilizarse para botellas de refresco, cerveza, vino, tarros de mayonesa, mermeladas etc, el vidrio que se utiliza para equipo de laboratorio que debe ser muy resistente al calor, duradero, liso y sin poros entre muchas características más… ¡Ufff muchos tipos de vidrio y cada uno con características tan peculiares que si seguimos nunca terminaríamos!
El cristal por lo general es utilizado en objetos decorativos para el hogar como copas, adornos, entre otros. Como ves no deben ser mezclados a la hora de su desecho ya que no sólo están compuestos de materiales muy diferentes sino que su proceso de reciclaje es distinto.
Éstos son sólo algunos de los residuos que a simple vista parecieran similares pero con un poco de información nos damos cuenta que la verdad es otra, no olvides compartirlo para no cometer el error y mezclarlos, de igual manera si tienes más dudas te invitamos a visitar nuestra página y redes sociales para resolverte tus dudas.

Sobre el Autor

Deja un comentario